logo-happy-jis-journal-2

Llegó la hora de elegir el jardín infantil

Llegó la hora de elegir el jardín infantil

La llegada de un bebé marca la historia de una familia y a partir de ese momento da cabida a un sin número de nuevas aventuras, la primera sonrisa, el primer diente, los primeros pasos, las primeras palabras, en fin, se despierta una nueva línea de vida que permite vivir a plenitud cada una de las etapas por las que los pequeños grandes tesoros empiezan a atravesar, despertando por supuesto, un manantial de emociones que se albergan en los corazones de papá, mamá y todos esos seres queridos a quienes ese pequeñín mantiene unidos.

Pero tal vez uno de los momentos más complejos es cuando debemos permitir a los nuevos aventureros empezar a ampliar su universo y decidimos que debemos buscar un lugar especializado para ello, es allí donde empieza la mente y el corazón a jugar con papá y mamá, porque ellos están seguros que este  debe tener una infraestructura segura y confortable, como su casa, que debe trabajar por aprovechar ese potencial de aprendizaje que solo es tan inmensamente grande en los primeros cinco años de vida, que debe brindar seguridad en cada proceso que desarrolla, pero por encima de todo, debe ser un lugar cálido, donde el amor se respire en cada esquina, donde las risas inunden, donde sea conocido y atendido como lo es en casa, donde conozco quiénes serán esos amigos para toda la vida, donde esos adultos cuidadores vivan con pasión su quehacer y así garanticen que harán todo lo posible y a veces imposible, porque ese pedacito del propio corazón sea feliz, crezca en saber, habilidades, pero sobre todo, en los  valores que guiarán su proyecto de vida.

No cabe duda que ante tal reto papá y mamá deben guiarse no solo por lo que les aconsejan alrededor, sino por lo establecido en los lineamientos para la educación inicial y principalmente, por lo que dice su corazón y es por eso que les queremos compartir algunos tips que pueden contribuir a realizar la mejor elección, son ellos:

  • El Jardín infantil debe ser un espacio seguro, con una infraestructura diseñada para los niños, pisos antideslizantes y bordes de paredes sin filos, espacios iluminados y ventilados, ojalá de manera natural,  lo que permita acompañar las diversas necesidades de los niños y niñas, entre uno y seis años.
  • La educación inicial es un proceso integral por lo tanto, se debe revisar cómo se incentiva el potencial de aprendizaje de los niños, cómo se desarrollan hábitos, rutinas y valores , así como cómo se les acompaña en procesos nutricionales, motores y de salud.
  • Es importante revisar que la metodología de trabajo esté acorde a la edad de los niños, el juego, el arte, la exploración y el acercamiento a la literatura, esto asegurará que se despierte en los niños el deseo por aprender y se fortalezcan las habilidades que desde todas las dimensiones le permitirán asumir nuevos retos.
  • El jardín debe ser la extensión de los valores que cimientan la vida de la familia, por eso es importante indagar sobre las actividades que se propician para fortalecerlos, revisar si las actividades se enfocan en que los niños aprendan a compartir, sean respetuosos, agradecidos, organizados , etc., esto contribuirá a la construcción de su ser.  
  • El crecimiento y desarrollo del niño se logra si todos los agentes que lo rodean trabajan mancomunadamente hacia tal fin, por tal razón es importante revisar cómo vincula el jardín a la familia en los procesos de los niños, con qué frecuencia pueden acompañarlos y verlos en su actuar cotidiano, eso no solo dará tranquilidad y seguridad frente a lo sucede dentro del jardín, sino que desarrollará aún más la corresponsabilidad dentro de los procesos.
  • El personal que acompaña a los niños debe ser el más idóneo, por tal razón es importante revisar que sus docentes sean profesionales en las diversas ramas de la educación y saber, además, si el jardín cuenta con otros profesionales que les acompañen interdisciplinariamente tales como: psicóloga, enfermera o terapeutas.
  • Otra de las tareas del jardín es contribuir a la formación de papá y mamá en su tarea frente a los niños, por tal razón es importante conocer qué espacios se abren para ayudar a los padres a crecer y a aprender a enfrentar cada etapa por la que pasarán los pequeños.

Finalmente, y no menos importante, al buscar el Jardín Infantil es importante sentir esa conexión que nace del corazón, sentirse identificado, cómodo y tranquilo con el lugar que se ha escogido, no debe haber lugar a dudas, porque ese será el espacio que verá crecer a lo más preciado de nuestra vida, lo acompañará a aprender, disfrutará de sus ocurrencias y travesuras, lo cuidará y lo llenará de mucho amor, caminando siempre junto a la familia y proyectándolo hacia la vida, porque en últimas esa es nuestra razón de ser, ser  motor que prepare e impulse a los niños y niñas hacia un mañana con las habilidades, valores, destrezas y pasión necesarias para hacer del mundo un espacio más amigable, feliz y acogedor para todos.

 

Angela Correa Céspedes
Rectora Jardín infantil Stanford

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *